Entrevista a Javier Jorge, autor de “La última raya”

En (Autores, Entrevistas) por admin el 02-05-2010

Tags : , ,

Hoy os traemos una entrevista a Javier Jorge, ex reportero de Aquí hay tomate, con motivo de la presentación de su primera novela La última raya, en el programa Sortida Nord de Miquel López en Badalona Televisió.

Sinopsis: Rubén procede de una familia humilde de Badalona, se codea día a día con artistas y personajes famosos, viste ropa de marca, huele a perfumes caros, fantasea cada noche con Mónica Bellucci, es cocainómano, putero y madridista confeso y aun así, no es feliz.

Lucha día y noche contra su corazón por olvidar a Angie, la puta de Angie, su novia de toda la vida que le ha abandonado. Se castiga a diario por no ser como Manolo Lama y tener que tratar con frikies sin calaña. Odia a su padre tanto como adora a su madre y trata de pasar página abusando más de la cuenta de las drogas junto a un viejo amigo del instituto y quedando con chicas que solo le quieren por su coca y su polla, en este justo orden…

Para conocer más información sobre este libro, o dejar una crítica:

http://librosafondo.com/libro/la-ultima-raya/25271/

Julia Navarro habla de su último libro “Dime quien Soy”

En (Actualidad, Autores, Entrevistas) por admin el 14-04-2010

Tags : ,

Desde hacia unos días ya os había mencionado una de las últimas propuestas que la popular escritora Julia Navarro había dispuesto para dicho 2010. Pues nuevamente, y de hecho como era de esperar, Navarro ha dispuesto de diversas conferencias de prensa, como varias entrevistas en donde ha detallado específicamente algunas de las puntualidades más importantes sobre su más reciente libro. En su más cercana entrevista con Efe en Sevilla, menciona que su libro es un “punto y aparte”, una propuesta totalmente desligada a sus propuestas literarias anteriores, y que no dispone de ninguna similitud con las demás idealizaciones que esta ha presentado en el pasado. De esta forma, Navarro asegura la oportunidad perfecta para recibir un cambio, y seguir evolucionando como escritora.

En cuanto a su objetividad referida a “Dime quien Soy“, menciona su afán sobre un verdadero relato del siglo XX, iniciando desde la caída de la Segunda República y terminando con el día que cae el muro de Berlín. Por supuesto, en medio de dichas menciones, también se desarrolla a la perfección tópicos como la guerra civil, la posguerra o la Europa de entreguerras. Por otra parte, el libro narra la historia de un periodista, Guillermo, el cual recibe la propuesta de investigar la vida de su bisabuela, Amelia Garayoa, de la cual por cierto lo único que se sabe es que esta huyó de España antes de que se iniciara la Guerra Civil, abandonando de esta forma a su hijo y esposa.

La escritora afirma que “nunca” había escrito una novela histórica, y que los que afirman que sus novelas son históricas, realmente no han leído sus novelas con percates. Por otro lado, uno de los detalles que Navarro quiso mantener a la luz dentro del desarrollo de su relato en el siglo XX, son las dos grandes ideologías que dominaron el mundo; el estalinismo y el fascismo, con su peor cara que era el nazismo.

En su opinión la autora menciona lo siguiente:

“tenemos la obligación de seguir recordando cuando no queden supervivientes”.

Por último, el libro demuestra un carácter muy complejo e introspectivo, mencionando en profundidad la identidad de personajes ambiguos, muy reales. Por lo demás a dejado bien en claro, su opinión respecto a la relación del libro con el siglo XX, mencionando que en su último libro no hay héroes ni heroínas, sino perdedores.

“La tragedia de los personajes es la tragedia del siglo XX”, ha puntualizado.

Gerard Piqué presenta su libro “Viaje de ida y vuelta”

En (Entrevistas, Salud y Deportes) por Jose Antonio el 07-04-2010

Tags : , , , , , ,

En el día de hoy ha sido presentado el libro “Viaje de ida y vuelta” del futbolista del F.C.Barcelona Gerard Piqué.

El jugador estuvo rodeado de su familia y de toda la plantilla culé y explicó que la idea de escribir un libro nació como un juego, escribiendo tonterías.

La tirada inicial es de 40.000 ejemplares, en él detalla su carrera deportiva con dos momentos especialmente emocionantes, cuando se marchó al Manchester y cuando regresó al Barça.

El prologo del libro lo han escrito Gabi Milito y Carles Puyol que son fueron según el jugador sus maestros en Zaragoza y Barcelona.

Os dejamos una entrevista que ha sido publicada al defensa del F.C.Barcelona:

No estamos acostumbrados a que jóvenes jugadores de éxito escriban libros. ¿Cómo surgió la idea?

Desde siempre he escrito notas, pequeños relatos sobre cosas que me han pasado. Con motivo de la final de la Champions League escribí un artículo y pensé: o lo vuelco todo ahora en un libro o no lo haré nunca. Surgió la posibilidad y ahí está.

Más de uno pensará que es un poco osado escribir la historia de un chico de 23 años.

Es que no se trata de eso. Esto no es una biografía ni nada por el estilo. Nada de eso.

Entonces, explíqueme. ¿A quién va destinado el libro?

Narra la historia de un sueño cumplido. Las aventuras de un niño que por encima de todo quiere jugar algún día en el primer equipo del Barça. Y al final lo consigue, aunque por el camino le pasan muchas cosas, como tener que ir al Manchester United.

No se trata de desvelar pasajes jugosos, pero ha conocido a grandes personajes, como Sir Alex Ferguson.

Es un tipo único. Da la imagen de hombre frío y de mucho carácter, pero es entrañable y muy cercano.

A usted no le dio todos los minutos que deseaba.

Es verdad. Y aún así no tengo nada que reprocharle. Lo pongo en el libro y lo pienso de verdad. A nivel personal se portó como un señor.

¿Tiene un carácter tan raro como dicen?

Te voy a explicar una anécdota que no recoge el libro. Sir Alex Ferguson acababa de cumplir 65 años y había solicitado la pensión. Poco más de mil pounds. La prensa lo criticó muchísimo y antes de un partido, mientras esperábamos la charla, nos coge en el vestuario y nos empieza a decir que no entiende por qué algunos periodistas le criticaban. Si tenía la edad, la justicia le ampara y ha trabajado más que ellos porqué no iba a cobrar su paga. Es así de claro y sencillo.

La siguiente pregunta es obligada. ¿Cómo es Guardiola? Compárelos.

Futbolísticamente me lo ha dado todo. Jamás le podré agradecer a Pep que arriesgara tanto conmigo. Soy consciente que no es normal mi regreso al Barça después de no haber jugado muchos minutos en el Manchester United.

Guardiola no se lo ha puesto fácil en algunas ocasiones.

Lo entiendo perfectamente. No es nada fácil llevar un vestuario. Hay mucha gente joven, todo va muy rápido y es fácil perder el mundo de vista a veces.

¿Lo dice por experiencia?

Sí. A mí me ha pasado. Y doy gracias a gente como Pep que me ha sabido llevar. Desde hace un tiempo eso ya está olvidado.

En esta obra no se esconden algunas juergas importantes… con presencia de la Guardia Civil incluída.

Sucedió hace unos años y nos llevamos un buen susto. Todo quedó en un ridículo espantoso y nada más.

Otro técnico emblemático, Louis Van Gaal. ¿Qué piensa un niño cuando un personaje como él se le presenta en casa y le dice ‘Tú no ser fuerte para ser defensa central’?

Fue una de esas experiencias que marcan. Verlo entrar en casa fue algo increíble, pero el empujón que me dio a modo de saludo no se olvida fácilmente. De verdad que me caí al suelo. Y luego llegó esa famosa sentencia. Con el paso del tiempo las veces que nos hemos visto siempre ha sido muy amable conmigo.

Volvamos al libro. ¿Qué recuerda del día que lloró por perder un partido?

Es la única vez que me ha pasado. Fue en el torneo de Brunete. Es muy especial para los niños. Está la familia, la televisión… Y perdimos contra el Real Madrid. Fue muy duro y creo que todos acabamos llorando.

Barcelona, Manchester, Zaragoza, Manchester, Barcelona y un 2009 imposible de olvidar. Una carrera meteórica pese a su corta edad.

Es lo que decía, todo va muy rápido, casi sin tiempo para digerirlo.

Y todo para regresar a casa, a un vestuario que poco menos parece un paraíso si atendemos a lo que usted describe en el libro.

En este vestuario hay tanta calidad futbolística como humana.

Usted habla del buen humor de gente como Ibrahimovic, Touré u otros jugadores que no dan precisamente un perfil similar al suyo.

No es fácil llegar a conocer a la gente. Todo el mundo tiene una imagen y ésta a veces no se ajusta a la realidad. Puede ser el caso de un tío muy divertido como ‘Ibra’, ‘Obama’ Touré Yaya o Víctor Valdés. Son gente muy simpática y amantes de la broma.

No quiero reventarle el libro, pero usted gastó una broma que casi le cuesta un coche a Xavi Hernández.

Fue muy divertido, Jorqui y yo casi nos meamos de risa. Por resumirlo de algún modo, diríamos que invitamos a un individuo a que se presentara a un entrenamiento para que Xavi le regalara el coche de la marca oficial que nos entregan. Ver la cara del pobre Xavi gritando que un loco venía a buscar su coche es impagable.

¿Para cuándo un segundo libro?

Esto queda aparcado por ahora. Sigo tomando notas, pero nada más.

“Las puertas del paraíso”, un relato sobre la China de 1979

En (Autores, Entrevistas, Narrativa Histórica) por Jose Antonio el 29-03-2010

Tags : , , , , ,

La editorial Mondadori lanza en España la primera novela de la escritora Yiyum Li, una escritora que se fue de China a Estados unidos para estudiar medicina y allí a través de un taller de narración se introdujo en la literatura y comenzó a escribir.

Dos relatos escritos en su libro “Buenos deseos” fueron adaptados al cine por Wayne Wang.

Ahora llega a España su primera novela, “Las puertas del paraíso” un relato que trata sobre China en el año 1979 que cuenta una historia real de la vida de Li: la ejecución pública de una joven considerada una contrarrevolucionaria.

Os dejo una entrevista a la escritora publicada en el diario la vanguardia:

La primera pregunta es obligada: ¿por qué escribe en inglés?
Nunca he escrito en chino, aunque sea mi lengua, lo mismo que nunca pensé en ser escritora. Mi contacto con la literatura llegó con un curso de narrativa que hice en Estados Unidos un poco por entretenerme y que me enganchó por completo. Por eso, empecé a escribir y la forma natural de hacerlo me parecía el inglés.

¿No cree que con su propia lengua se hubiera sentido más cómoda?
Al contrario. Cuando uno crece con un idioma, la cultura y todo lo que la acompaña ejerce un peso muy fuerte y te inhibe, pero me di cuenta de que con el inglés me sentía completamente libre, no existía esa barrera de la tradición cultural, y me siento más cómoda para escribir sin esa carga.

De su estilo en inglés resalta su desnudez. Es escueto y contenido y de estructuras sintácticas muy sencillas. ¿Por qué decidió esa depuración?
Para mí, el cometido principal del estilo es comunicarse. Podría haber escrito la novela en chino, con un estilo lírico, florido, pero esos son elementos que no necesito para contar la historia. No quiero desarrollar el hábito de acudir a metáforas y adornar los textos. Prefiero un estilo limpio y eficaz.

Esa contención ejerce un fuerte contraste con la intensidad de los hechos que relata. ¿Es deliberado?
Déjeme pensar… Verá, para mí no hay otro modo de contar la historia, pero sí se me ocurre que pueda haber otros escritores que lo habrían hecho de forma completamente diferente, desde un estilo lírico o surrealista, pero yo no podía contarlo de otra manera.

A pesar de que su libro relata de forma vívida la ausencia de libertad y la crueldad de un sistema represor, de la lectura parece que se deriva una condena moral más de la sociedad que de las autoridades. ¿Es un reproche deliberado?
No, no hay un reproche. Lo que me interesa de esta historia es la gente, que ve obligada a luchar para salir adelante. El sistema, por sus propias características es inhumano, pero no me interesaba denunciarlo ni tampoco hacer un reproche al pueblo, sino contar su vida. No quería tomar postura, porque entonces éste libro sería propaganda. Quería contar de la forma más veraz cómo son las cosas y que el propio lector tome una postura si lo desea.

Pero es estremecedora la sumisión de los personajes. No tanto por no rebelarse, sino porque en la forma en que aparecen en la novela, ni siquiera parecen permitirse el pensamiento de la rebelión. ¿Es así?
En cierto sentido, esto forma parte de la cultura china. Tiene que ver con la extraordinaria duración del régimen feudal en China, que ha hecho que sea un pueblo extrañamente acostumbrado a la sumisión. El miedo tiene un papel muy importante en la estructura social del país. Quizá mucha gente sienta dentro de sí la chispa de una reacción, pero si la perciben, la apagan.

Aunque se trata de una novela coral, es significativa la relevancia de los personajes infantiles. ¿A qué obedece?
Es cierto. Creo que la infancia es una parte fundamental de la vida de la gente, y trascendente en la conformación de su identidad adulta. Hay gente más consciente de esto que otra, pero incluso los que no lo son, creo que comprenderían mejor sus acciones y decisiones si tuvieran presente su infancia. Incluso mientras escribía la novela, tenía la sensación de que lo que buscaba era explicarme a mí misma mi infancia.

¿Cree que la China de hoy sigue siendo la que retrata en su novela, la de hace treinta años?
Muchas cosas han cambiado. Sobre todo porque la información es mucho más accesible de lo que lo era entonces. Internet y la comunicación por móvil han hecho que la gente disponga de muchas más formas de informarse, la gente conoce ahora mejor el mundo y por eso mismo son más conscientes de sus derechos.

Uno de los asuntos que siguen presentes hoy es el de la emigración campo-ciudad. En su novela, muchos de los habitantes de la ciudad miran con nostalgia un mundo rural que, pese a las supersticiones religiosas, parecía más habitable. De algún modo es que como si la ciudad estuviera secularizada, pero sus habitantes siguen igual de lejos de la libertad de pensamiento y acción.
Tiene que tener en cuenta que en 1979 las ciudades chinas no eran plenamente ciudades. Incluso Pekín era una metrópoli de aldeas. La modernización real sólo llegó a partir de mediados de los años ochenta. El comunismo no modernizó China. Secularizó el país, pero no lo modernizó.

Ha dicho usted que no quiere regresar nunca.
Para mí, se trata de una decisión personal. Escribo en inglés, de modo que para mí es mejor vivir lejos de un entorno donde se hable chino. Y luego, hay otra cuestión que me parece importante: En China uno dispone de una intimidad muy limitada, y yo disfruto de mi pequeño espacio para escribir y trabajar en casa.

Tampoco se ha llevado a California a sus padres. ¿Siguen esperando que regrese?
Me visitan a menudo en Estados Unidos, pero llevan toda su vida en China, viven en Pekín y allí tienen toda su vida y sus amigos. Supongo que en el fondo les gustaría que regresara, pero todo hijo en el fondo ansía crear su vida lejos de sus padres.

¿Cree que hay algo cinematográfico en su forma de escribir para que ya haya dos películas basadas en sus textos?
Al contrario. Los dos relatos que adaptó Wayne Wang para mí no eran filmables, porque se desarrollan en la mente de los personajes. Pero de él aprendí que el silencio es muy importante en el cine, por eso el director debe dar la pauta a los actores de qué hacer con ese silencio. Pero, si le soy sincera, no soy una experta.

¿Alguien se ha interesado ya por Las puertas del cielo para hacer una película?
No. Es difícil, porque es una historia muy china y en China nunca permitirían que se rodara. La censura en el cine es mucho más intensa que en la literatura. Si uno quiere filmar, tiene que entregar el guión a las autoridades chinas antes de empezar. Algunos directores hacen dos versiones y sacan los temas más delicados de la que entregan al censor, pero en el caso de mi novela habría que quitarlo todo, porque está muy cargada políticamente.

Entre los personajes de su novela, llama precisamente la atención el viejo profesor, padre de la condenada, que, pese a su formación intelectual, es el que más ha interiorizado la sumisión. Incluso lamenta haber alfabetizado a su hija, porque cree que eso la ha llevado al cadalso. Resulta paradójico.
Este profesor encarna a la generación de antiguos intelectuales. Existe un dilema entre ilustrar a alguien y las enseñanzas comunistas, que no tienen nada que ver con el conocimiento o el aprendizaje. Él es consciente de que su formación no le permite hacer nada para salvar a su hija. Ni siquiera podría protegerse a sí mismo.

También los niños parecen tener interiorizado el temor y el sometimiento. Sobrecoge como la niña deforme, Nini, asume que es ella una maldición para su familia.
i uno nace en un mundo así y siempre te dicen que las cosas son de una determinada manera no tienes capacidad de cuestionarlo. Nini tenía dudas, pero no tenía formación para pensar que había alternativas. La cultura china no promueve el cuestionamiento de lo precedente. De esa anomalía, el personaje de Nini es como el paradigma, el ejemplo perverso.

Decía antes que al no escribir en chino, se emancipa de la cultura china. Y en el tratamiento de la infancia en su novela casi se olfatea el rastro de Dickens.
La verdad es que es un honor para mí que diga eso. Dickens es uno de mis autores favoritos. Es cierto que Dickens también escribió de la infancia de forma poco sentimental. Posteriormente se desarrollaron dos formas de tratar a la infancia en la literatura. En un caso, se representa a los niños como angelitos, y en el otro, se retrata a los niños como adultos precoces que hacen juicios sobre las cosas y se lo saben todo. Creo que ninguna de las dos representa a la infancia. El pasado verano estaba releyendo a Dickens y pensaba precisamente en eso, en que, al margen de la dureza de las condiciones en las que se ven esos personajes, eran niños y sus observaciones eran las propias de un niño.

En ese sentido, su novela parece el remedo de un cuento infantil, no en cuanto al argumento, sino en lo que tenían de extrañamente crueles con la infancia. Sea Caperucita o Hansel y Gretel.
Que diga eso me resulta halagador, muchas gracias. Cuando le mostré el borrador a mi editor británico, me llamó para decirme: “Tu novela es como un cuento de hadas alemán, donde todo es un bosque oscuro”. Me gustó, porque los cuentos en realidad representan un modo de aproximarse desde la inocencia al mundo, que es un lugar peligroso. Bueno, hay quien dice que siempre estamos reescribiendo cuentos, y me gusta esa idea.

Ahora que su editor español no nos oye, ¿qué le parece el título castellano de su novela, que en inglés se titulaba Los vagabundos?
Es una cosa curiosa. Muchas veces el título del libro debe cambiar, porque eso está relacionado con la cultura de quien lo lee. El editor alemán dijo que no podía publicar una novela titulada Los vagabundos porque el público creería que trata de mendigos sin hogar y eso causaría un equívoco. El caso es que en cada país de Europa se titula de forma distinta.

¿Con el título original buscaba alguna resonancia con Victor Hugo?
Mire, se me ocurrió leyendo un verso de Rabindranath Tagore que dice “Pequeños vagabundos del mundo / dejad vuestra huella en mis palabras”. Es un sentimiento muy parecido al que uno tiene con los personajes, que quieres que dejen su huella en la novela.

¿El éxito tan temprano la ha turbado en alguna medida?
No me ha afectado mucho porque llevo una vida bastante recluida, en mi casa. No es una carga el éxito, pero tampoco me ayuda a ser mejor madre para mis hijos o mejor cocinera, que es a lo que dedico el tiempo cuando no escribo, así que no puede decirse que me haya afectado.

¿No le preocupa la responsabilidad que supone el aplauso de la crítica a la hora de sentarse a escribir?
Supongo que las expectativas que no puedes defraudar y a las que te enfrentas son las tuyas propias. Sé que no voy a escribir una obra maestra, que por más que lo intente nunca voy a ser Tolstoi, pero ese es el objetivo y lo que te mueve.

Más información sobre este libro: Las puertas del paraíso


eXTReMe Tracker
Copyright 2009 - 2010 LibrosaFondo.com - Todos los derechos reservados - Aviso Legal - Contacto